Saltar al contenido
Laestufacaliente.net

Mejor estufa parafina para comprar

estufa de parafina

Comprar una estufa parafina no es algo para nada complejo, de hecho lo verdaderamente complejo es elegir cual comprar y es que como debes estar imaginándote hay diverso modelos y diseños. Por lo que elegir una que se adapte a nuestras necesidades, es algo que en ocasiones puede resultarnos un poco difícil. Es por ello que aquí vamos a centrarnos en mostrarte los dos tipos de estufas parafinas que hay y cómo funcionan.

Tipos de estufas parafinas

En la actualidad podemos encontrar dos tipos de estufas parafinas, cada una de ellas tienen un funcionamiento similar, aunque hay ciertos aspectos que cambian. Para entender esto mejor vamos a ver cuáles son esos dos tipos que existen;

Estufa parafina de mecha

Se trata de un tipo de estufa parafina bastante sencilla y que no necesita estar conectada a la red eléctrica para funcionar. Para ponerla a funcionar lo único que vamos a tener que hacer es rellenar el depósito de combustible y comenzar a recibir de forma inmediata el calor que produzca.

Sin embargo hay algo que debemos mencionar y es que antes de querer empezar a usarla debemos esperar cerca de media hora. Debido a que debemos dejar que la mecha se empape del combustible para que pueda  funcionar correctamente.

Nuestra recomendaciones:

Vista previa Producto Valoración Precio
Zibro Made By Toyotomi 1710996 Estufa de Parafina de Mecha, 2200 W, Negro Inox, da 14m2-32m2 Zibro Made By Toyotomi 1710996 Estufa de Parafina de Mecha, 2200 W, Negro Inox, da 14m2-32m2 No hay valoraciones 119,00 EUR 109,26 EUR

Estufas electrónicas o Láser

Contrario a la anterior esta estufa parafina si necesita ser conectada a la corriente, debida a que si cuenta con un sistema eléctrico de control. Esta es una gran ventaja, sobre todo al momento de usarlas, ya que por ejemplo tenemos el control del quemador y otras funciones más, como el ahorro de combustible, un termostato de encendido y apagado del quemador y la programación diaria para el funcionamiento de la misma.

¿Cómo funciona una estufa parafina?

Tal como hemos venido mencionado hay diversos tipos de estufas parafinas, sin embargo todas guardan un funcionamiento similar por lo que este no va a ser un problema. Por lo general el funcionamiento básico de estas estufas es el encendido de la mecha al estar en contacto con el combustible, hay que aclarar que dicha mecha se encuentra protegida por una malla metálica.

En cuanto al mecanismo para encender la mecha este no es problema, ya que podemos usar un fósforo e incluso hay algunas que lo hacen de forma eléctrica. Es precisamente en este punto cuando se suelen ver las diferencias entre una estufa parafina de mecha y una eléctrica. Debido a que la primera no necesita de una conexión eléctrica, sino que basta con llenar el depósito de combustible. Mientras que la segundo si necesita de una fuente eléctrica, porque cuenta con un sistema electrónico.

Algo importante a mencionar es que las estufas de parafina siempre van a tener ventilación, siendo este un sistema que funciona con ayuda de una tubería exterior que aporta aire fresco para llevar a cabo la combustión. Se hace uso de un ventilador de circulación que genera un flujo de aire, el cual atraviesa el intercambiador de calor, para llegar a la salida del aparato. De este modo es que se puede disfrutar de calor en toda la habitación.

Hay que señalar que en este proceso no se genera ruido alguno, y el aire caliente que se libre es libre de humo, limpio y agradable. Por lo que se ofrece un sistema de calefacción seguro, potente y económico.

Nuestras recomendaciones:

Ventajas de una estufa parafina

  • El calor que se libera es seco; El calor que se produce por medio de estas estufas es seco, ya que los calefactores de queroseno no causan mucha humedad. Gracias a esto es que se logra producir una sensación de calor casi inmediata.
  • Combustible seguro; El combustible para estas estufas es la parafina, que es un combustible bastante seguro. Debido a que no presenta riesgo de explosión y reduce considerablemente el riesgo de incendio.
  • No quiere de inflación; Contrario a lo que pasa con otros tipos de estufas, estas no necesitan de ningún tipo de instalación para comenzar a usarla.
  • Rápida propagación del calor; La propagación del calor por medio de estas estufas es bastante rápido y no solo eso sino que tiene la capacidad de calentar grandes espacios. De hecho las más pequeñas pueden llegar a calentar espacios de unos 20 metros cuadrados, mientras que los modelos más grandes pueden calentar estancias tres veces más grandes.
  • Su rendimiento es bastante grande; En términos generales la eficacia energética de estas estufas está cerca del 100%, por lo que su rendimiento es bastante alto.
  • Precio reducido; El precio de estas estufas no es tan grande, sobre todo si lo comparamos con los distintos tipos de estufas que existen. Pero eso no es todo ya que el ahorro también se ve en su funcionamiento. Debido a que solo con 20 litros de parafina podremos mantener activa la estufa por unas 100 horas.

Desventajas de las estufas parafinas

  • Solo se debe usar en espacios que estén bien ventilados.
  • Al trabajar con parafina y queroseno estas estufas desprenden olor, sobre todo en la parte del encendido.
  • No se recomienda usar por la noche y en sitios poco ventilados, ya que produce monóxido de carbono, el cual puede ser mortal para el ser humano.